NOTA del Administrador

Los temas económicos acostumbran a ser muy controvertidos (por no decir polémicos) por su trascendencia con la vida cotidiana y sus difíciles relaciones entre teoría y práctica. Además los ejercicios que se puedan hacer en tendencias macroeconómicas, nunca están exentos de politizaciones. Es por eso que ruego, a los que tengan a bien comentar alguno de estos artículos, identificarse correctamente. Pues todos aquellos comentarios anónimos o que no guarden las formas, serán eliminados.

Las discrepancia nunca es un problema.

¡Gracias!


viernes, 1 de enero de 2016

¡Feliz 2016!

Empieza 2016 después de un 2015 lleno de esperanzas rotas. Como siempre deseo felicidad a todo el mundo en este inicio de año, aunque sé que eso solo depende de dos factores: la suerte y la lucha.
Sí, señores. Porque nuestra vida es una continua lucha para sobrevivir, para superar los retos que se presentan, para dar cariño a quien se lo merece y a quien nos importa, para seguir marchando hacia adelante. 
Y la suerte... la suerte es lo que necesitamos para acertar en cada momento en el sentido que tenemos que dar a nuestra lucha y, me temo, que ese ha sido el problema básico de este, ya pasado, 2015.
Mañana, día 2, la CUP decidirá por todos los catalanes. El 27S le otorgó esa potestad. Sin embargo, estamos seguros de que, en último término, quien vota no son los miembros de la CUP, sino los esfuerzos y presiones de dos grupos de hooligans de dos equipos de fútbol en la más salvaje tradición del hooliganismo británico: los hooligan de CDC que han llenado las redes de burlas e insultos, y los hooligans de los unionistas de Podemos y Ciudadanos que han logrado infiltrase en los grupos coaligados con la CUP, para modificar su programa y dar más validez a su ideología de similitudes.
Pase lo que pase, la CUP se enfrenta a un desastre: su desaparición y absorción por Podemos, si votara NO, o la pérdida de la mitad de sus miembros, si votara SÍ. En cualquier caso, el haber tardado tanto en definirse y haberse reunido tantas veces con Mas y los suyos, para negociar, ya les va a pasar factura. No hay escapatoria. Y es que lo que la CUP creció bajo el liderazgo de un carismático David Fernández, es lo mismo que ahora perdería sin él marcando los tiempos.
De la CUP aprendemos que toda alternativa política necesita de un líder carismático, lo que nos hace entender la importancia de personas como Pablo Iglesias, Ada Colau, Carmena, Mónica Oltra o, incluso (me pese lo que me pese) Artur Mas.
Esos líderes carismáticos siempre serán atacados por los demás para intentar igualarlos. de su capacidad para responder a los ataques, mentiras, medias verdades, uso de corruptos cercanos, degradación de las siglas de sus partidos, usos de las banderas... De esa capacidad de respuesta a todo ello, dependerá lo que tras ellos se pueda construir. Aunque es importante entender, por todos nosotros, que ni uno solo de esos líderes, puede estar libre de todo pecado. De hecho, su capacidad para flotar por encima de toda la mugre que se les va a tirar encima, nos indica su extremo conocimiento de esta. Por eso, aunque sigamos a un líder carismático, siempre tenemos que tener nuestro propio plan de supervivencia que nos lleve más allá de lo que ese líder pueda permitirse.
Ni Mas, ni Iglesias, ni Colau... deben ser nuestra última alternativa. Entre los líderes no natos (los que siguen en sus sombras) deben encontrarse los que tengan la capacidad de abrir las puertas de un futuro mejor.
vean que no hablo de cadáveres políticos como Rajoy, Soraya, Pedro Sánchez o Susana Díaz, que serán los que van a intentar destruir todo futuro loable. Tampoco hablo de productos de márketing como Rivera y Arrimadas, creados para ponerle puertas al campo.
Sea como sea, solo de la capacidad de todos los individuos para entender esta realidad, depende nuestro futuro.
Pero no lo tenemos bien, porque, si bien es necesario que cada uno de nosotros sea capaz de pensar por sí mismo, también es muy difícil escapar a la influencia de los medios de comunicación y, lo que es peor, a las ideas que en el pasado nos introdujeron y aparecen como prejuicios o ideas aparente preconcebidas en cada uno de nosotros ¿A qué crees que se debe, si no, esa aversión, casi natural, a la palabra comunismo? Sabes que ni la URRS, ni China, ni Cuba, responden al ideario propio del comunismo, pero aún así, no puedes evitar ver reflejada, en lo peor de esos países, esa palabra. Y, curiosamente, las cosas buenas que pudieran haber en eso países, se difuminan.
Por otro lado, nadie critica abiertamente el Liberalismo en los medios. Nos venden las facetas libertaristas como si del liberalismo se trataran y nos acaban vendiendo la "libertad de los mercados" como una panacea. nadie te explica que el Liberalismo es una mera utopía porque sin la intervención de los mercados, su maravillosa mano invisible termina siendo controlada por los gigantes económicos. Mientras los mercados están igualados, la mano invisible funciona, pero cuando estos son dominados por gigantes, estos alteran su equilibrio.
El problema y la excusa de los pro-liberales, es que las grandes empresas y los lobby's, terminan controlando a los gobiernos y estos hacen leyes que les favorecen. parece que la culpa sea de los gobiernos que favorecen a los grandes, cuando son estos quienes, a través de la corrupción de los mercados, quienes han terminado por corromper a los gobiernos.
El liberalismo siempre es una utopía, porque los mercados sin frenos, siempre se corrompen y el liberalismo degenera en neoliberalismo.
Con el anticapitalismo pasa algo similar. Hay quienes creen que el comunismo es anticapitalista, tal vez porque jamás leyeron "El Capital" o, simplemente, porque quieren creerlo. Pero que sepan que "El Capital" lo que hace es explicar como funciona el capitalismo y nos da los puntos por donde debe controlarse para hacerlo más racional. Hay que recordar que Marx se enfrentó a un modelo de capitalismo que hoy podríamos llamar mercantilista, y que, con aquellos principios, podía racionalizarse. Hoy, en cambio, nos enfrentamos a otros modelos aún más agresivos, fundamentados en el monetarismo, neoliberalismo, anarcoliberalismo degenerado y el gigantismo o globalización. Pero existen formas, dentro del capitalismo, para corregir sus errores y reparar sus daños, entre las que yo destacaría en el neokeynesianismo o keynesianismo evolucionado.
Pero no el anticapitalismo, porque eso solo nos llevaría a un tipo de economía limitada y primitiva, imposible para la subsistencia de la especie humana desde el siglo XVIII. Las teorías de Malthaus que nos hablaban de un crecimiento exponencial del las necesidades de consumo mientra la producción solo lograba progresiones aritméticas, puede que no sean exactas, pero eso solo ha sido posible gracias a una herramienta que ha permitido los desarrollos productivos. hasta que no encontremos una herramienta mejor, al estilo de Star Trek y su economía post-capitalista, el anticapitalismo es aún más utópico y peligroso.
Hoy la respuesta a nuestros problemas está en luchar contra el neoliberalismo, pero con una alternativa eficaz e inteligente y no debemos culpar al capitalismo de los daños que nos han causado sus modalidades dominantes.
Por último, recordar que los sistemas socialistas deben estar basados en las teorías económicas del keynesianismo tradicional. Sistemas capitalistas como los de los países escandinavos, no hubiesen sido posibles sin esas teorías económicas, tampoco el milagro del New Deal que sacó a Estados Unidos de la Gran depresión. Incluso es posible que se hubiera podido evitar la segunda Guerra Mundial si Keynes (entonces ministro de economía británico) hubiese sido escuchado durante los Tratados de Versalles. Pero por desgracia, los actuales partidos socialistas, se han vendido a teóricos economistas del liberalismo.
Nada de todo esto te lo cuentan las Medios de Comunicación, ni los libros de texto... ni la cocina del anarquista. Todo esto debes descubrirlo tú mientras buscas tu propio centro. Pero ellos siempre te venderán su propio centro radical.
Ahora os dejo, con vuestro propio 2016, vuestras propias cuentas de calorías y vuestra propia conciencia radical.
¡Feliz 2016 para todos! ¡De verdad!

2 comentarios: